Únete a nuestra comunidad y comparte tu pasión por las historias de época con nosotros.
Hemos actualizado el foro a la última versión, es posible que fallen algunas cosas que vamos a ir corrigiendo. Esta nueva versión está totalmente adaptada a los dispositivos móviles para adaptarnos a las nuevas tecnologías.

También se han añadido botones para compartir los temas en las redes sociales por lo que os animamos a compartirlos para dar a conocer el foro.

Como siempre cualquier idea o sugerencia será bien recibida.

Síguenos en Twitter @historiasdepoca para estar al tanto de todas las novedades.

Únete a nuestro canal de telegram para charlar sobre tus series y películas favoritas.
Entérate de las ultimas noticias y votaciones del Club aquí
#344173
Mi contacto con Coelho fué gracias a “El Alquimista”, novela que encontré entre las revistas de la barbería Filadelfia de la que yo era cliente asiduo y que se encontraba cerca del Colegio Cristobal Colón, un domingo que la barbería se encontraba con bastante clientela, llegué y resignado a esperar por largo rato, vi la novelita y me dispuse a leerla. Me recordó mucho a las novelitas de Ciril Hosking, mejor conocido como Lobsang Rampa, autor de “El Tercer Ojo”, de quien MArjuna escribió hace tiempo en el blog lo que le ganó el odio de muchos seguidores del aprendiz de Lama Tibetano; la verdad al igual que las novelas de Rampa, “El Alquimista” me gustó y me logró hacer entretenida la espera por mi corte de cabello, y casi la termino en una sola sentada con corte de pelo incluido, pero tuve que regresar a darle fin, un mes después.

Para cuando quise leer “Veronika decide morir”, morí en el intento porque básicamente me enfrentaba a lo mismo, una novelita ligera, moralizante y simple.

Entiendo que la espiritualidad que emanan las novelas de Coelho llenan a muchas personas de pensamientos positivos, que les han ayudado a ver el mundo de mejor manera y que son fuente de inspiración para estas buenas personas, pero intentar elevar estos folletitos de autosuperación al nivel de literatura sería mucho pedir.

A Joyce lo conocí gracias a Roque, cuya inconclusa e intitulada novela “Pobrecito, poeta que era yo”, rescata y desarrolla con buenos resultados, muchas de las técnicas Joyceanas y Cortazianas que se aprecian tanto en “Ulises”, como en “Rayuela”.

Tuve que leerla en PDF puesto que no podía comprarla, pues para empezar no la encontraba en nuestras librerías y cuando la ví en algún estante, su precio era prohibitivo para mi economía, como lo expresé en un post en el cuál celebré el hecho de haberla encontrado en una librería de libros de segunda mano, como “una verdadera ganga”, parafraseando a Les Lutheire.


TUTORIAL: Mensajes Privados

excelente, con sus respuestas me ayudaron -thumbup

Reto Cinéfilo 2019

Demasiado yanki... y se supone que es de un director español -shock 1. Una película que te haga sentir nostálgico/a - Coco 2. Una película con algún flashback - If Beale Street Could Talk 3. Una peli sobre una familia - Señor, dame paciencia 4. Un film que transcurra en la estación meteorológica en la que estés e[…]

The Living and the Dead (2016)

Que genial me parece todo esto, sobre todo por la parte de las granjas, pues me encanta la naturaleza, llevo años celebrándole el cumpleaños la granja de zenon

Concesionario y algo más

Me encanta ir al concesionario oficial Skoda en Valencia ya que además de llevar varios años en el mercado y ofrecer muy buen servicio por lo menos en mi caso, te asesoran sobre tu coche, ya que están pendientes de la cita para el chequeo del kilometraje, te hacen el chequeo rápidamente y te prestan un vehículo para que puedas trasladarte del lugar. Siempre he pensado que en[…]